¿Has terminado tus vacaciones, tienes que volver a la rutina y al trabajo y sientes apatía, cansancio, irritabilidad, falta de energía y concentración? Es muy posible que estés sufriendo el síndrome post vacacional.

Una gran parte de la población tiene estos síntomas después de las vacaciones de verano.

Aquí te damos algunos consejos para superar el síndrome post vacacional.sindrome_postvacacional

El síndrome post vacacional es el tiempo de adaptación que el organismo necesita para adaptarse a la jornada laboral después de un periodo de vacaciones. Las personas con más probabilidades de sufrirlo son aquellas con menor resistencia a la frustración.

Otro factor que influye es coger periodos de vacaciones muy largas, trabajar en un entorno desagradable, conflictos con el jefe, o aquellos que no tienen ilusión por su trabajo. El síndrome post vacacional puede dar lugar hasta a dolor de cabeza, ansiedad y malestar general.

Aquí te dejamos algunos tips para superar el síndrome post vacacional:

arton2745

  • Recupera tus hábitos cotidianos. Poco a poco trata de recuperar tus rutinas para que el cuerpo empiece a regular su ritmo. No te sobrecargues los primeros días, ves recuperando hábitos poco a poco.
  • Recupera tus hábitos de sueño. Cuando volvemos de las vacaciones nuestros hábitos de sueños están alterados, normalmente nos acostamos y levantamos tarde. Intenta recuperar poco a poco hábitos de sueño adecuados, acuéstate temprano e intenta dormir al menos 8 horas.
  • No te agobies intentando rendir al máximo. Todos necesitamos un periodo de adaptación para acostumbrarnos a la nueva situación. Asume tus responsabilidades de forma progresiva.
  • Piensa que tu vida cotidiana también puede hacerte feliz. En nuestro día a día también hay momentos para descansar y disfrutar, haciendo tu actividad favorita, pasando tiempo con la familia, etc. No solo las vacaciones nos deben hacer feliz. Hay que buscar esa felicidad en las pequeñas actividades y momentos del día a día.
  • Aprovecha los fines de semana y puentes. Cambiar de aires con cierta frecuencia en breves escapadas te cargara de energía
  • Se positivo. En nuestra actitud reside la clave de cómo nos sentimos y superamos las adversidades. Si tienes una actitud positiva será más fácil afrontar cualquier situación complicada.